***

jueves, 30 de agosto de 2012

DE CAMISA A COJIN

A quien no le ha dado pena deshacerse de una camisa porque ya tenia el cuello y/o las mangas viejas, o con alguna pequeña mancha, o algo que hacia que no fuera posible usarla, pero a pesar de ello seguia siendo de tus preferidas. Pues para que eso no pase, para que la prenda de se desvincule de ti todavia, en este video convierten una camisa en funda de un cojin.

Ademas es una bonita y original manera de reciclar prendas.



viernes, 24 de agosto de 2012

AMARILLO LIMA AL VERDE OSCURO

Como pasar de tener una camiseta de algodón blanca, poco usada porque se transparentaba demasiado con la luz natural, a camiseta degrade de amarillo lima a verde oscuro.

Para ello necesitamos camiseta blanca, tinte para ropa y recipientes.




Marcar con una agujas a cada lado de la prenda donde queremos que cambie el color.

Siguiendo las instrucciones del tinte llenamos todo el recipiente e introducimos la camiseta 10 segundos, después sacamos hasta la zona que queremos que quede esa tonalidad siempre intentando en que sea en horizontal y ayudados por las agujas colocadas con anterioridad y dejamos el resto de la prenda dentro del recipiente con el tinte. Yo he usado otro recipiente para que reposara la prenda. Pasados 20 minutos retiramos otra parte de la camiseta para que no oscurezca mas.



Volvemos a dejar unos 30 minutos el resto de la prenda. 
Los tiempos son relativos al color, tejido de la camiseta, a la clase de tinte y la cantidad utilizada.




Una vez que esta toda la camiseta teñida, en un recipiente con agua y lejía mojamos la parte superior, la de los tirantes y cuello posterior, esto nos modificara el color a un color amarillo. Puedes ayudarte de los dedos, siempre con cuidado y unos guantes, para que quede mas homogéneo el tono amarillo.

Y de ahi la prenda directa a la lavadora y dejar secar.




lunes, 13 de agosto de 2012

SOMBRERO DE PAJA

Pensando en estos dias calurosos y la cantidad de horas que pasamos bajo el sol, nada mejor que un sombrero para protegernos.
Necesitamos un sombrero que nos guste, una cinta de ganchillo de algodón y pegamento para tejidos.




En mi caso la cinta que tenia era muy ancha y he optado por doblar por la mitad así consigo  que sea mas tupida y el grosor deseado.


Vamos pegando poco a poco siguiendo el circulo de la base, no pegar a lo largo de toda la cinta en la zona superior sino cada cuatro o cinco centímetros y dejando cierta holgura para que a la hora de usar el sombrero tenga margen para expandirse al igual que hace la paja del sombrero.